Graciela: un ejemplo de entrega y profesionalidad en la ayuda a domicilio.

Graciela Aguinaga nació en Paraguay hace 34 años. En su país había trabajado en otras cosas, pero no en cuidar personas. Aquí en Valladolid, durante su búsqueda de empleo, empezó un curso en Fundación Red Íncola de atención sociosanitaria a personas en domicilio. No estaba muy convencida al principio, pero se dio cuenta enseguida de las posibilidades que este sector de los cuidados podía ofrecerle, y se implicó al máximo con su formación, y la acompañamos en la búsqueda de empleo.

Empezó a trabajar un 24 de diciembre de 2019, cuando la empresa CLECE buscaba alguien que quisiera trabajar en esas fechas tan especiales… y hasta hoy. Se ha continuado formando, ha homologado su bachillerato, y está pendiente de poder matricularse el próximo curso en un Grado Medio de Auxiliar de Enfermería.

En cuanto empezó la crisis sanitaria, se ofreció para trabajar en los domicilios de personas con COVID. Lo meditó seriamente pues tiene una hija de 11 años que necesita su atención, pero decidió que con apoyos y siendo estricta con las medidas, podría con ello. Recibió formación y los EPIS correspondientes, y desde entonces, hasta hace unos escasos días, ha estado trabajando con personas enfermas de COVID en sus domicilios, con tanta entrega y profesionalidad, que cuando CLECE ha querido nominar a una persona para la Medalla a la Protección Ciudadana de Castilla y León, la seleccionaron a ella.

Está esperando que a finales de octubre se publiquen en el BOE los resultados. Graciela dice «Sea la elegida o no, para mi estar nominada ya es un reconocimiento enorme. Esta nominación supone visibilizar y reconocer públicamente la aportación tan importante que las auxiliares de ayuda a domicilio, invisibilizadas y poco reconocidas socialmente, hacen a uno de los sectores de población más vulnerables de nuestra sociedad».

¡Todo nuestro apoyo desde Red Íncola!

comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
X