Un Ramadán más íntimo pero igual de intenso

En la noche del 23 de abril comienza el Ramadán, una de las celebraciones más importantes del islam. Un mes de purificación y de encuentro con Dios, que forma parte de los cinco pilares del islam, en el que se realiza ayuno, oración más intensa, y la acción solidaria se fortalece. En Red Íncola este mes también es especial, ya que compartir el día a día con personas musulmanas durante el Ramadán, significa celebrarlo con ellas.

Este año la celebración del Ramadán será diferente, ya que el coronavirus ha hecho que se tengan que tomar medidas de prevención, como cierre de las mezquitas o la imposibilidad de reunirse con familia.

Nadia, que participa en el programa de mujer nos cuenta con tristeza “el Ramadán no se puede cancelar. El ayuno será igual que otros años, sin comer ni beber durante el día.  Echaré de menos ir a la mezquita en el momento de romper el ayuno, y rezar con el resto de la comunidad. Será más íntimo, en casa, individualmente o con los que vivas. Por otro lado, me alivia pensar que este año no voy a escuchar comentarios que critican por qué hacemos el ramadán, recordarme continuamente que duro es estar sin comer, o incluso cuestionarme en mi trabajo. Me gustaría que se conociera más sobre el islam para romper bulosy prejuicios. Para nosotros es algo sagrado, y lo hacemos con mucha consciencia cada uno en su rutina diaria, ahora en confinamiento”

Deseamos que toda la comunidad islámica tenga un feliz y saludable Ramadan ¡Ramadán  Mubarak!

comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
X